Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
 

martes, agosto 1

Vamos a ver…

¿Qué sabemos de lo que está pasando en Cuba? Apenas dos cosas: que Fidel Castro está enfermo y que ha delegado su poder en el hermano y cuatro otras personas. Nada más. Y aún así, hay quién duda de que todo esto sea cierto y sigua sosteniendo que existe una maniobra maquiavélica detrás de este anuncio. Todo lo demás es pura especulación; vamos a especular entonces.

Photobucket - Video and Image Hosting

Creo que Fidel Castro entró a la sala de operaciones con una idea sobre su enfermedad y salió de ella con otra, por eso firmó después la proclama – no sé a quien se le ocurrió llamarla así, la verdad es que me trae reminiscencias monárquicas, del Medio Evo – y no antes de entrar al quirófano. Esto de creer en la firma, fecha y hora del documento. ¿Por qué? Posiblemente porque los médicos le deben haber dado una mala noticia. ¿La clave? Pudieran ser dos. La frase “Hasta la Victoria Siempre”, al final de la nota, una expresión de despedida en la liturgia revolucionaria, creada por el Che Guevara, y que el mismo Castro ha usado en apenas dos o tres ocasiones. Y, en un pequeño detalle al final de la distribución de responsabilidades por cuatro personas, del control de los programas de energía, salud y educación: las finanzas. Castro dejó en manos de tres personas el control de las finanzas de los principales programas sociales de la nación – tres pilares del régimen – y sólo una de ellas (Carlos Lage) está también directamente involucrada en esos programas. Los demás tienen otras responsabilidades. O sea, en algunos casos, los responsables de esos programas necesitan de recurrir a terceros para poder seguir implementando los planes.

Photobucket - Video and Image Hosting

Yo creo que la delegación de poderes es provisional, y estas personas constituyen virtualmente un “gabinete de crisis”. No nos equivoquemos, son el gobierno actual, son el poder. Junto a Raúl Castro. Pero lo provisional también puede ser eterno, y esta puede haber sido una oportunidad esperada, y controlada, para apartar a Castro del día a día de la nación y asumir una especie de rol de “padre de la Patria” dedicado más a orientar que a gestionar la vida diaria. Cosa que, de hecho, ya viene sucediendo hace tiempo. No creo que nadie, ni siquiera Raúl, cuestione cualquier propósito de su hermano, aún estando enfermo.

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Estimado Rui. Tienes tooooda la razón. Lo único que se sabes es que Fidel está enfermo y que ha delegado su poder en el hermano y cinco otras personas. Nada más. Luego, tus especulaciones son más que razonables (se ve que conoces las dinámicas del país), y limitadas también razonablemente (es decir, al límite donde la especulación razonable pasa a ser fantasía, lo cual hoy es lo que más abunda en la prensa). También estoy de acuerdo con que las delegaciones conforman lo que llamas un gabinete de crisis, es decir, para que las cosas sigan funcionando, idealmente bien, hasta que Fidel regrese, o asuma ese rol de de cautelador de la Revolución (que es otra especulación razonable).
Umn abrazo del gélido sur

12:02 a. m.  
Anonymous lgrodriguez said...

hola a todos. he estado unos dias fuera de miami y por eso no participaba. pero ahora a partir de las últimas noticias y este comentario de Rui, les copio el artículo de Luis Ortega de hoy miércoles en el Diario La Prensa de New York.

08/02/2006
Por Luis Ortega

El destino de Cuba en manos de los dioses

En realidad, a las siete de la noche del martes, la situación en Cuba era aparentemente tranquila. Nadie sabía nada de lo que pasaba en el interior del hospital Cimex donde se encuentra Fidel Castro recluído. Tampoco era fácil entrar al hospital, que está severamente custodiado. El régimen de Cuba, a través de sus 47 años de vida, siempre ha operado en el mayor secreto. De modo que todas las noticias que han estado rodando por Miami corren el peligro de ser considerablemente exageradas. Es posible que Fidel haya muerto y que el gobierno no quiera que ocurran desórdenes en las calles. También es muy posible que el hombre haya tenido una recaída y se estén tomando precauciones para proteger su salud. El hecho de que su hermano Raúl haya tomado el mando del gobierno es muy natural. Era algo previsto. El régimen de Cuba es hereditario, según parece y tiene que ser así. Con todas las personas con las que he hablado por teléfono en las últimas horas, las respuestas son las mismas. Sin novedad en el frente. Lo cual no es raro. Fidel siempre ha actuado de esa forma y no va a cambiar a la hora de la muerte. De lo que no hay la menor duda es que está o ha estado, seriamente enfermo. Basta echarle una ojeada a la fotografía que se publicó hace pocos días de Fidel en la Argentina. Su rostro parecía desencajado. La misma torpe indignación que exhibió cuando un periodista de Miami le hizo una pregunta indiscreta fue reveladora de su estado de salud.
Los 80 años que va a cumplir Fidel dentro de unos días, el 13 de agosto, no son cosa de juego. Los ha vivido tan apasionadamente que equivalen a más de cien. Desde que yo lo conocí, cuando él tenía 19 años y empezaba a estudiar en la universidad, Fidel ha estado acelerado. Este hombre autoritario y dominante ha vivido sus 80 años con una intensidad asombrosa.

Por supuesto, yo parto del principio de que Fidel no ha muerto todavía y que simplemente está en el hospital después de alguna operación. No hay que adelantarse a los acontecimientos. De lo que sí no tengo la menor duda es de que Fidel ha entrado ya en las etapas finales de la vida. Su gobierno, para llamar de algún modo al imperialismo cubano, ha entrado en coma y va camino de desaparecer. Tal vez lo que venga después sea peor. Quien sabe. Por lo pronto, es posible afirmar que en esa isla hay un pueblo que parece dispuesto a vengarse de los 47 años de dictadura que le impusieron. Si Haití es todavía ingobernable, come se ha visto, Cuba lo será más aún. La etapa de sangre y horror que amenaza al pueblo de Cuba cuando Castro realmente desaparezca no será cosa de juego.

En este momento, martes primero de agosto, no hay ningún indicio de que Fidel haya muerto, lo cual no quiere decir que eso no haya ocurrido ya y que lo estén ocultando para tomar las medidas de seguridad que serían necesarias. Probablemente, se trata de una operación grave que lo incapacita para gobernar con la mano de hierro que siempre ha usado. Los sectores cubanos de Miami que se hacen llamar exiliados (son emigrantes en su mayoría) están muy entusiasmados con los rumores de la muerte, pero eso no es nuevo. Durante estos 47 años de dictadura cada vez que Fidel desaparece por unos días enseguida empiezan a tejer las historias de la muerte. El ha disfrutado esos momentos. Esta vez la cosa parece más seria porque Fidel ya está muy viejo y se le ve muy cansado.

El revuelo que han armado los cubanos en Miami y tal vez en otras partes del país no indica que el destino de Cuba va a estar muy influido en el futuro por la enorme inmigración cubana en los Estados Unidos. Por primera vez en la triste historia de la isla, existe ahora una masa de cubanos-americanos que van a influir mucho en el destino del país. Yo diría que Fidel quiso liberar a Cuba de la tutela americana y, al final, es muy posible que haya contribuído seriamente a entregarle la isla a Washington.

1:53 a. m.  
Anonymous echale salsita said...

caballero que suerte tienen los politiqueros de miami!
cuando los cogen con la mano en la masa robando, viene un ciclón o una noticia de última hora como esta de fidel, y la gente se olvida enseguida de lo sucedido.
ahora sale en la prensa que al tal comisionado pepe diaz, que en tres años como comisionado ha triplicado su fortuna personal, lo están investigando por unos depósitos de dinero que aparentan ser sospechosos y la noticia ha hecho mutis por el foro en la radio y la television.
por eso tenemos lo que tenemos en cuba y en miami.

12:05 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Rui:
Lo que muchos dicen es que ni cuando Castro resbaló en Santa Clara ni cuando estuvo enfermo en el pasado, (hay quién dice que tiene leucemia) delegó su autoridad en nadie, razón por la cuál haciéndolo ahora deja entrever que su fín está cercano. Parecería lógica su posición toda vez que morir dejando herederos evita una rebatiña por el poder y un posible estallido social. Desde luego, si Castro ya ha muerto, no se puede esperar tampoco que el régimen lo anuncie de inmediato, cosa que no parece sensata en una férrea dirección unipartidista. Para los que gustan de la numerología, el Sr. Manuel Martinez escribió un libro del mismo título (en Inglés)hace años, en el cuál predijo además del 9/11, la muerte de Castro en el año 2006, basándose en el hecho de sus 47 años en el poder, cuyos dígitos internos suman 11, es decir 4 + 7 = 11. Sí esa predicción es certera, no nos extrañaría ver anunciada su desaparición para el 11 de Agosto. La interrogante sería, ¿ Porque el autor escogió el añ0 47 para pronosticar su muerte, existiendo el 38, 29 y el mismo 11 como antecesores por antiguedad ?
BENJAMIN F. De YURRE

11:49 a. m.  
Anonymous echale salsita said...

hay que felicitar a The Miami Herald por una historia que publicaron y trata un tema muy importante: si se cae aquello y hay relaciones entre Cuba y USA, los deportables cubanos van para La Habana a la velocidad de un cohete. Y los que se encuentran en esa situación están muy nerviosos. porque en ese grupo hay de todo como en botica!

3:11 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Rui!

Cuba tiene que afrontar los cambios que le vienen ya...!!! Fidel Castro falleció en la sala de operaciones al llegar de Argentina y por eso el hermano no sale después de 11 días a dar la cara. No sabe cómo decirlo y explicarlo al pueblo. Se han quedado "fuera de juego". Ahora, son los propios cubanos y en especial los que están dentro, los que tienen que afrontar la transición sin llegar a perder los nervios y sin actos de violencia. La verdadera perspectiva de los cambios que se avecinan la tienen los cubanos de dentro de la isla (disidentes, partidos políticos, y el propio Partido Comunista).

Los EEUU no tienen que meter la nariz en Cuba para nada. El otro día, al ver las noticias de las declaraciones de la FNCA en el restaurante Versailles, me supo muy mal que se dirigieran a los medios por medio de Mas Santos hablando en inglés. La lengua de los cubanos es el castellano (eso dice mucho de este señorito). Espero lo mejor para Cuba y que se respete lo que viene de camino.


Recibe un fuerte abrazo,

5:32 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home