Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
 

jueves, abril 6

Ellos no tienen coglioni

Lo que sucedió ayer en la costa occidental de Cuba es una tragedia. Los gobiernos usualmente deben ser pacientes y en la declaración de Granma hay un parráfo perturbador. El que da a entender que las autoridades ya sabian quien eran los traficantes. Refleja un cierto seguimiento de esas actividades. Pero no hay que perder la perspectiva. Los encartados eran tres contrabandistas de carne humana. No estaban combatiendo al gobierno de Castro. Lo más seguro es que ni tienen coglioni para eso. Sino que estaban tratando de enrriquecerse a costa del sufrimiento y necesidades de los cubanos. ¿Nos entendemos? La semana pasada el senador republicano, Mel Martínez, me dijo que está presentando un proyecto para hacer más duras aún las penas contra los traficantes. Ojalá progrese.

2 Comments:

Anonymous Charlie Brown said...

Rui:

Coincido en que el párrafo de Granma es perturbador, pero si relees la nota verás que hay una línea inquietante, incluso ortográficamente: "el Jefe de la Operación ordenó disparar..." Como sabes, las mayúsculas en Granma suelen ser reveladoras.

Y lo del bussines so pretexto del castrismo es más viejo que andar a pie, por supuesto, ninguno tan lucrativo como el del propio régimen al gravar con un 18% las remesas familiares en dólares. Preguntemos si alguien conoce algún negocio que poniendo cero dólares, se gane el 18%, multiplicado hasta el infinito, pues los precios de las tiendas cubanas en dólares rondan los de Bal Harbour.

1:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Quizás sea simbólico que la foto del presunto contrabandista Rosendo Salgado que aparece hoy sábado 8 en El Nuevo Herald lo muestra ante un cuadro del Capitán Araña. ¿Se fotografió así porque se sentía aventurero?

8:17 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home