Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
 

lunes, abril 3

Casos y cosas de inmigración

Con todo este movimiento popular de defensa de los derechos de los inmigrantes, ha comenzado a moverse una pesada máquina dentro de la política estadounidense. Nos hemos enterado que en el Capitolio, en Washington, hay vientos de cambios impulsados por las movilizaciones. Un legislador - no me pregunten si es senador o congresista - nos decía hace días que las manifestaciones fueron "impresionantes". Parece ser cierto, están impresionados, porque por lo pronto parece que faltan apenas 20 votos en el pleno para lograr aprobar la reforma de la ley, con las enmiendas Kennedy y McCain. Lo más impresionante es que todo este impacto pudiera tener cola. En los pasillos del Congreso hay quien crea que los cambios deben ser más abarcadores. Piensan que la ley de ajuste cubano y la política de pies secos y pies mojados, son dos aspectos que deben ser "revisados". La idea es que con el acuerdo migratorio entre los dos países, persiste la impresión de que Washington se mueve en una especie de complicidad con La Habana. "No sé que se puede hacer en alternativa, no se cuál es la solución. Pero esta complicidad no puede seguir. Hay 500 personas rehenes [que han recibido visas estadounidenses] en la isla, que el régimen no suelta, y nosotros seguimos con este acuerdo", dijo la fuente legislativa. Veremos que pasa en las próximas semanas. No se pierdan El Nuevo Herald.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home