Servicios al Subscriptor
Servicios al Subscriptor
 

lunes, octubre 9

La carrera nuclear norcoreana comenzó hace más de medio siglo

Photobucket - Video and Image Hosting

La voluntad de Pyongyang de dotarse de armas nucleares nació en la guerra de Corea (1950-53), cuando Estados Unidos amenazó en varias oportunidades con lanzar la bomba atómica contra el país comunista, donde la paranoia se intensificó tras la invasión a Irak en marzo de 2003. Desde que nacen, los norcoreanos viven rodeados de la propaganda del régimen que asegura que el imperialismo estadounidense tiene por único objetivo aniquilar el paraíso obrero de la península coreana con un ataque nuclear. Los propios surcoreanos, que son aliados de Washington, temen asimismo un ataque al vecino del norte. Terminada la guerra de Corea, Pyongyang se dedicó a construir la bomba atómica al verse rodeado de los misiles de Washington desplegados en Corea del Sur y Japón. Con ese fin, el régimen comunista firmó un acuerdo con Moscú en los años 50 que le permitió formar en la Unión Soviética a cientos de científicos. Cerca de 1960, comenzó la construcción de un complejo de investigación nuclear en Yongbyon, al norte de la capital norcoreana. Los soviéticos ayudaron con el ensamblaje de un reactor para investigación de dos dos megavatios de potencia que estuvo operativo en 1965. En 1974, China aceptó formar científicos norcoreanos y cinco años después amenzaban las obres de un segundo reactor, también en Yongbyon pero esta vez con cinco megavatios de potencia, que estuvo operativo en 1987 con una producción anual de cerca de siete kilos de plutonio. A fines de la década de 1980, los norcoreanos comenzaron a tratar combustible radiactivo y llegan a extraer una docena de kilos de plutonio, suficientes para construir dos bombas nucleares. En 1994, Pyongyang firma un tratado con Estados Unidos por el que se compromete a congelar su programa nuclear militar a cambio de la construcción de reactores para su programa civil. Pero en 2002 Washington denunció que el acuerdo había sido violado: Corea del Norte había suspendido su programa militar a base de plutonio pero había iniciado otro -secreto- de enriquecimiento de uranio.

Photobucket - Video and Image Hosting

La invasión en 2003 de Irak, otro país sindicado como parte del "eje del mal" del presidente estadounidense George W. Bush, le dio a las autoridades norcoreanas la certeza de "la hostilidad" de Washington, argumento repetido hasta el cansancio para justificar -desde el otoño boreal de 2005- el rechazo del régimen comunista a participar en nuevas negociaciones internacionales. Pyongyang asegura que Saddam Hussein fue derrocado por no poseer armas nucleares. "La guerra en Irak es una lección que nos dice que es necesario poseer un poder importante de disuación", declaró un portavoz de la cancillería norcoreana un mes después de la invasión estadounidense a Irak. En mayo de 2005 el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica(AIEA) de la ONU, Mohamed ElBaradei, estimó que los norcoreanos poseen "cerca de seis bombas". Según expertos, ese desarrollo no habría sido posible sin la ayuda de Abdul Qadeer Khan, padre de la bomba nuclear paquistaní, quien reconoció haber vendido sus conocimientos a varios países, incluido Corea del Norte. Muchos analistas consideran que es precisamente Pakistán el modelo para los norcoreanos, ya que al igual que Pyongyang, el régimen de Islamabad respondió a una amenaza exterior desarrollando su teconología nuclear. No obstante, por su compromiso con la comunidad internacional tras su primer ensayo nuclear en 1998 frente a India, Pakistán es hoy uno de los aliados más fieles de Estados Unidos, unión nacida con la "guerra al terrorismo". Si bien Washington ha advertido a Corea del Norte con que una prueba nuclear la dejaría aislada en la región, muchos observadores destacan que China seguiría apoyando al régimen comunista. [AFP]

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home